Como buen profesional de marketing, seguro que eres experto en crear o captar las necesidades de tus clientes, y hacer crecer sus ventas ¿verdad? Ya sean productos o servicios.

¿Pero eres capaz de aplicar todo tu conocimiento y estrategias para “venderte” tú como profesional?

¿Trabajas tus herramientas de búsqueda de empleo como lo harías con tus clientes? Vamos a centrarnos en eso. O, por lo menos, en una de estas partes: Cómo hacer un CV para trabajar en marketing.

Antes de hacer tu CV para marketing

Para que tengas una idea más clara, vamos a ver primero qué deberías tener en cuenta antes de empezar a escribir.

Estudia tu buyer persona

Es decir, investiga la empresa y el puesto objetivo.

¿A que siempre que creas una estrategia de marketing, defines bien a tu buyer persona y piensas en sus puntos de dolor y necesidades, para solucionar sus problemas con tu producto? Pues lo mismo con tu CV.

Entérate de todo lo que puedas:

  • A qué se dedican.
  • Qué valores tienen.
  • Cuál es su mayor fuente de negocio.
  • Su posicionamiento en el mercado.
  • Quién es el encargado de selección.
  • Cotillea a los empleados en LinkedIn.
  • Qué proyectos tienen activos o futuros.

Incluso puedes ver las opiniones de la gente que ha trabajado allí en webs como Glassdoor o Infojobs.

Define tu propuesta de valor

Ahora que ya tienes toda la información, solo tienes que pensar en tu propuesta de valor en base a eso. Es decir, en personalizar y adaptar tu currículum.

Para ello, averigua qué te distingue de todos los demás candidatos, y analiza tus puntos fuertes y habilidades que puedan beneficiar al puesto y a la empresa.

Después, crea el CV adecuado y personalizado a esa empresa, e incluye palabras clave que hayas detectado en la oferta de empleo, o de tu especialidad, destacando tus habilidades personales o profesionales.

La clave de un CV de éxito, es asegurarse de crear el currículum con el perfil del candidato idóneo que están buscando.

A la hora de hacer tu CV

A continuación, veremos los aspectos importantes a la hora de hacer tu CV pensando en conseguir un trabajo en marketing. ¡Toma nota!

Diseño:

Tu currículum debe ser visual, atractivo, y diferente del resto. Piensa que es lo primero que van a ver sobre ti como profesional. Por lo tanto, intenta no pasar desapercibido ante el reclutador.

Una opción fácil y rápida, que te dará buen resultado, es apoyarte en alguna plantilla de CV moderna, que encaje contigo y que transmita profesionalidad.

Aquí te dejo varias opciones descargables y 100% personalizables, que además te servirán de guía para escribir el contenido de tu currículum.

plantilla para hacer cv (3)

Plantilla de CV Bloody Mary: de apariencia moderna, agradable y perfeccionista

plantilla para hacer cv (2)

Plantilla de CV Tequila Sunrise: un CV visual y actual que destaca tu profesionalidad

plantilla para hacer cv (1)

Plantilla de CV Shirley Temple: Una presentación de CV potente, original y eficiente

Contenido:

Los empleadores no tienen tiempo de leer de principio a fin todos los currículum que reciben. Por eso, es fundamental que tu CV sea breve, fácilmente escaneable, y bien estructurado, y orientado a lo que quieres destacar.

Tiene que poder leerse de un vistazo. No escribas párrafos muy largos, ni intentes escribir 5 hojas con toda tu vida laboral.Puedes ayudarte de títulos, subtítulos, secciones, viñetas, mayúsculas, negrita o con algo de color. Y recuerda hacer buen uso del espacio y márgenes.

Secciones para hacer un CV de marketing

Datos personales:

Estos son básicamente tus datos de contacto, nombre y apellidos.

Ponlos en un lugar importante y visible de tu CV, y añade también tus redes sociales en este apartado (solo si las has trabajado).

LinkedIn es un must, pero puedes incluir otras redes sociales si son de uso profesional o poner enlaces a tu web, blog o a tu portafolio para que vean ejemplos de tus trabajos anteriores.

Foto:

La foto dice mucho de ti y lo sabes.

Por lo tanto, elige una foto que transmita el mensaje adecuado. Una en la que se te vea profesional y favorecido. Con buena luz, un fondo claro, despejado y que no distraiga.

Recomendación: 100 veces mejor si sales natural y sonriendo.

Perfil profesional:

Imprescindible. Añade un mensaje corto que resuma tu trayectoria profesional, puntos fuertes y logros.

Incluso puedes contar aspectos de tu personalidad que puedan ser interesantes para “venderte” mejor.

Así que, ya sabes, no subestimes la importancia de esta sección.

Experiencia:

Obligatorio el puesto, la empresa, fechas y responsabilidades y logros.

Aquí recuerda que es importante adaptar tu CV a la empresa. Así que aprovecha para utilizar las utilizar keywords que has detectado en la descripción de la oferta de empleo y también las propias de tu profesión.

No sólo en esta sección, ¡está claro! Pero especialmente en esta. Y, si puedes, incluye números para mostrar los resultados que has logrado.

Formación:

Si cuentas con una titulación superior en Marketing o similar perfecto. Si no, también.

Incluye cualquier otro curso, formación o certificado que esté en línea con el puesto de Marketing digital.

Todo suma. Y dependiendo del puesto no siempre es necesario tener una titulación universitaria o reglada para el puesto.

Habilidades:

Este es uno de los apartados clave (junto con la experiencia) en el que se fijarán los reclutadores. Préstale la atención que se merece.

Puedes incluir:

  • Competencias personales que creas que son necesarias y poseas: creatividad, visión estratégica, trabajo en equipo, autonomía, flexibilidad, capacidad de negociación…
  • Competencias profesionales que domines: Google Analytics, Ahrefs, SEMrush, Mailchimp, Hootsuite, Metricool, publicidad PPC en redes sociales, WordPress…

Lo mejor es que elijas las habilidades que se requieran en la oferta y que las presentes de forma limpia y ordenada haciendo uso de viñetas o de barras de gráficas.

Otras secciones:

Piensa qué otras secciones serían interesantes:

  • Trabajos freelance o proyectos de la Universidad.
  • Tus publicaciones ya sea en blogs, en LinkedIn o en prensa escrita.
  • Referencias o recomendaciones en LinkedIn.
  • Experiencia docente.
  • Certificaciones relacionadas.
  • Muestras de tu trabajo en Behance, Domestika o incluso en Instagram.
  • Premios o Reconocimientos.

Conclusiones para hacer tu CV de marketing

Nadie mejor que tú sabe que la imagen es importante para vender a la hora de hacer un CV. Por eso, lo más aconsejable es que hagas uso de una plantilla profesional para destacar. Te ahorrará tiempo y esfuerzo, y te servirá para diferenciarte del resto de candidatos.

Recuerda poner enlaces a tu portafolio o a tu web para complementar la información de tu currículum, mostrar ejemplos de tus trabajos pasados, y que se hagan una idea de lo que puedes aportar.

Por último, no olvides personalizar el contenido con lo que busca la empresa. Debes resaltar los aspectos de tu perfil que son importantes para la vacante para poder transmitir que eres el candidato idóneo para el puesto.