Esta es la base que hace que tu sitio web funcione y que todos los esfuerzos en el resto de estrategia SEO den resultados. Así que será el primer paso que demos. Analizaré el mapa de la web o sitemaps, la indexación, su rastreabilidad, los enlaces internos, la velocidad de carga, el acceso desde diferentes dispositivos y cualquier otro aspecto técnico relevante.