La delgada linea entre hacer marca personal en redes sociales y cagarla

marca personal

¿Cagarla?

¡Pues sí!

Ya son muchas las personas que independientemente del sector en el que trabajen están empezando a generar sus marcas personales en las redes sociales, el problema es que no todos lo hacen como deberían y terminan “cagándola”.

Me vas a permitir usar ese término porque la verdad no encuentro otro más indicado…

En este artículo quiero resumir todo lo que veo día a día en redes y que me chirría de una forma alarmante. Quiero mostrarte cuales son los errores más comunes que hay en cuanto a generar una marca personal en redes sociales se refiere, así qué sin más, pongámonos con ello.

¿Quieres política? ¡Pues toma, doble ración!

politica no por favor

¡De verdad! Qué pesadez… ¿No tenemos bastante con los telediarios?

“Ya sabemos que te gusta un partido político, y que odias otros muchos…. Sabemos cuál es tu tendencia política y como reaccionas a lo que cuentan en los telediarios (sobre todo gracias a ti…)”

Y es que existe un “Personaje” muy frecuente en redes sociales, los cuales no dejan de dar su opinión una y otra vez sobre temas políticos.

¡Oye! Que está muy bien que cada uno de su opinión sobre temas que a todos nos afecta, pero cuando estás haciendo marca debes ahorrarte eso. Nosotros no estamos en redes para hablar de Rajoy, de Pedro Sanchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y compañía.

¡Claro que no!

Nosotros estamos en las redes sociales para generar engagement, para hacer crecer nuestra marca personal y aportar valor a nuestros seguidores.

Pero sobre todo estamos en redes para hablar de lo que realmente sabemos.

¡Ojo! Mucho cuidado con los temas delicados

conflictos

Debemos ser listos. Como he comentado toda opinión es respetable (siempre y cuando no atente contra nada ni nadie), pero debemos saber que hay ciertos temas en donde no debemos mojarnos.

Mucho cuidado, no pienses que hay que ser una persona que solo habla de lo que le interesa, nada de eso. Simplemente hay que tener muy claro que todo lo que hablemos puede repercutir tanto positiva como negativamente a nuestra marca, por lo tanto piénsalo dos veces antes de comentar o publicar algo sobre un tema que sea delicado o controvertido.

Puede que haya marcas que se han desarrollado bajo esa base. Es decir, existen personajes que su principal basa es la de generar polémica, pero si vas a hacer eso tienes que jugar con ventaja.

¿Qué quiero decir con “jugar con ventaja”?

Pues que si lo que quieres es generar marca utilizando este tipo de estrategia, si lo que quieres es generar polémica, tienes que saber muy bien de lo que estás hablando y estar preparado para las críticas, porque te van a llover.

Si generas polémica con tus comentarios, opiniones y publicaciones te encontrarás en un camino que no será de rosas.

¡Pero oye! Si lo tienes claro, adelante. Hay muchas marcas que han evolucionado de esa forma, sino que se lo pregunten a Risto Mejide…

Es más, yo ahora un poco de polémica si que estoy generando, porque estoy seguro de que a muchos no les gustará mis palabras.

Por favor, no seas pelota, un poco de dignidad

no seas pelota

Algunos confunde Networking con ser un auténtico pelota.

Hay que generar contactos, está claro, hay que establecer lazos y confianza en los demás, pero por favor no te arrastres.

Sé natural, como tu eres. Si no eres una persona con muchas dotes sociales no te preocupes, eso se entrena. Pero nunca, nunca, repito, nunca seas un pelota.

Este tipo de personas se las ve a leguas, cientos de kilómetros y yo creo que hasta desde otros planetas y satélites. Hay muchas maneras de generar marca y conseguir nuevos contactos. ¿La mejor forma? Aprende, prueba, sé natural y sobre todo no tengas miedo al rechazo.

Por otro lado comparte sólo los artículos y publicaciones que de verdad te gusten.

No compartas cosas que no has leído, cosas con las que no estés de acuerdo o cosas con las que no van con tu marca personal. Nunca compartas nada de nadie esperando nada a cambio, comparte porque de verdad piensas que puedes aportar algo a tu comunidad con los contenidos de terceros.

Deja la prepotencia y la arrogancia aparcadas

no seas arrogante

Dicta una cita de Marcel Aymé que “la humildad es la antecámara de todas las perfecciones”.

Nota: No confundir ser humilde con carecer de confianza en uno mismo.

Ser humilde significa querer aprender constantemente, en tener claro que nunca lo sabrás todo, es saber escuchar a los demás y sobre todo a tu audiencia, en no querer siempre llevar la razón, es intentar ayudar a los que lo necesitan, en saber entender ciertas situaciones, y ante todo, ser humilde significa no creer que uno es mejor que nadie.

Ser humilde NO significa no confiar en tus conocimientos y en tu intuición, anteponer las opiniones de los demás a las tuyas, creer que nunca llevas razón o ceder cuando la tienes, querer ayudar a todos y perder tu tiempo en personas aprovechadas, ser humilde NO significa creerse inferior a nadie.

Siempre deberás mantener un equilibrio entre la humildad y la seguridad en ti mismo, porque créeme son completamente compatibles la una con la otra.

Veo muy a menudo a personas que quieren que su marca crezca pero sin embargo ellos mismo le están poniendo límites con su arrogancia, prepotencia y falta de humildad, no seas uno de esos.

No seas un troll y huye de ellos

No seas un troll

¿Hay algo más odioso que un troll?

Pues la verdad es que no. Siempre intentando molestar, incordiar y hacer daño de forma gratuita. De eso los hay a patadas, el problema es cuando estás creando una marca, eres un troll y no lo sabes.

No creas que es muy complicado caer en eso, es tan sencillo como intentar dejar en mal lugar a alguien.

Vale, estoy seguro de que tu no eres ningún troll, pero te muy claro que en cuanto tu marca personal empiece a crecer empezarán a salirte trolls por todas partes como si no hubiéra un mañana. Y es ahí, donde tienes que demostrar tus dotes para gestionar tu propia marca.

Sé que es muy muy fácil caer en la provocación, pero como lo hagas es mucho mucho peor. Olvídate de lo que te digan, sé educado con ellos e intenta darles la menor importancia posible.

Si observamos a este tipo de criaturas, no daremos cuenta de que se alimentan de tu odio, de tu impotencia, así que sé más inteligente que ellos y deja que el troll de muera de hambre.

No tengas envidia, ten admiración

no seas envidioso

Es como la vida misma. Vemos a alguien que le va bien, que tiene éxito y la primera reacción es tenerle envidia, es un comportamiento muy humano. Pero tu quieres hacer crecer a tu marca personal, por lo tanto no puedes permitirte sentir, o lo que es peor, demostrar que tienes envidia hacia alguien o de alguien que le va bien.

Si haces eso, aunque tu creas que no lo demuestras, terminarás dando una muy mala imagen a tu marca, y lo que aún es peor, estarás limitando tu crecimiento.

De nuevo debemos de ser listos y pragmáticos. Debemos darle la vuelta a la tortilla y entender porque esa persona ha tenido éxito y modelar lo que ella o él hace.

Cuando admiras a alguien te empiezas fijar en las cosas positivas y no en las negativas, y es sólo entonces cuando empiezas a percibir las clave de su éxito y podrás aplicarlo a tu marca.

Resumiendo

Debemos guardar ciertos equilibrios  y tener mucho cuidado con los puntos mostrados si no queremos estropear nuestra marca personal y no cruzar la delgada linea entre hacer marca personal y “cagarla”.

Espero que te haya gustado y será un placer verte de nuevo por aquí.

Me encantaría saber tu opinión, ¿qué piensas? ¿Has visto algo por redes que te ha chirriado igual que a mí?

Si necesitas ayuda con las redes sociales de tu empresa, así como si piensas que necesitas una Consultoría SEO, ¡ésa es mi especialidad! Contacta conmigo y te ayudaré.

Un saludo!

(Imágenes cedidas por ShutterStock)

Comentarios

  1. dice

    Mi sincera enhorabuena Daniel, has hecho una descripción fantástica de situaciones en las que todos nos preguntamos cómo actuar y sobre todo, cómo no sobrepasarnos y alcanzar esa temida y delgada línea. Saludos crack!
    Ismael Ruiz

    • admin dice

      Muchas gracias por pasarte Ismael! Me alegro mucho saber que te gustó.

      ¡Y sí! Mucho cuidado con no cruzar esa linea 🙂

      Un saludo!

  2. Teresa García dice

    Me ha encantado el artículo. De verdad, muy bueno, sencillo y claro. Contestando a tu pregunta, sí, hay un aspecto que me chirría a menudo. Me refiero a la vanidad. Ingentes cantidades de vanidad, es decir, de nada. De crear contenido que no aporta o simplemente spineado, de compartir sin leer y de presumir como si no hubiera mañana. Me resulta tan decepcionante. Es como un mal producto con una buena publicidad, que nunca cumple con las expectativas

    Creo que en este mundo donde las personas pretenden ser marcas, no podemos olvidar justo eso, que eres una persona que habla para personas.
    “Dejemos la vanidad para aquellos que no tienen nada que exhibir” (Honoré Balzac)

    • admin dice

      Hola Teresa!

      Muchas gracias por tu opinión y por tu feedback.

      Leyéndote puedo decir que tu comentario no tiene nada que envidiarle al contenido 🙂 Realmente me has sorprendido.

      Por tu forma de expresarte diría que eres CM o copy, no estoy seguro, pero de lo que sí lo estoy es de que llevas mucha razón en lo que dices.

      En mi opinión, y respecto a lo último que comentas, hay tres clases de “publicidad”:

      1-La buena publicidad (marca) que ofrece lo que promete. [Funciona a medio y largo plazo].

      2-La buena publicidad (marca) que no da lo que ha prometido. [Funciona a medio plazo].

      3-La mala publicidad (sin marca o marca negativa), que simplemente no está o su presencia es negativa. [Funciona a corto plazo o no funciona].

      Me quedo con la cita 😉

      Un saludo!

  3. dice

    Hola Daniel!!
    Me ha encantado el post, de verdad.
    ¿Sabes lo curioso de todo esto? Que muchos de los que cometen errores de este tipo son los autodenominados “influencers”. Personas que (doy fe de ello) se permiten el lujo de aconsejar y aleccionar y después la cagan continuamente con acciones poco recomendables para cuidar la marca personal.

    Personalmente no me meto en temas delicados. Eso lo hago de manera privada, de puertas hacia adentro. Claro que me interesa la política y, por mi formación de periodista, veo varios telediarios de diferentes signos políticos. Pero no creo que posicionarme a favor o en contra de un partido o una acción determinada vaya a ayudarme en mi marca. Todo lo contrario.

    El perfil que más gracia me ha hecho es el del pelota. Me vas a llamar masoca, pero sigo a una persona (permíteme que no diga el nombre 😉) que es muy muy repelente. Te preguntarás por qué lo hago, jeje! Pues para ver su evolución, cómo se comunica, cómo pelotea y menciona hasta la saciedad… Nunca he sido pelota, así que supongo que también lo hago para recordarme lo que nunca debo hacer (y para pasar un rato divertido, qué coño!! 😂😂) A veces me pregunto si los demás no se dan cuenta o no quieren hacerlo.

    En fin, tienes toda la razón del mundo. La línea es muy delgada y hay que tener cuidado para no sobrepasarla. Aunque yo siempre aconsejo lo mismo: sentido común y empatía. Si piensas un poco las cosas y eres capaz de ponerte en el lugar de los demás, el camino será mucho más sencillo.

    Un abrazote y enhorabuena por el post!

    • admin dice

      ¡Ole tu Beatriz! Pedazo de comentario. (Perdón por tardar en responderlo 🙂 )

      Pues estoy totalmente de acuerdo con casi todo lo que dices jejeje.

      Es más, tanto me gustó tu comentario, que te invito a escribir en mi blog si lo deseas 😉

      ¡Te mando un abrazo enorme!

Trackbacks

  1. […] ¿Cagarla? ¡Pues sí! Ya son muchas las personas que independientemente del sector en el que trabajen están empezando a generar sus marcas personales en las redes sociales, el problema es que no todos lo hacen como deberían y terminan “cagándola”. Me vas a permitir usar ese término porque la verdad no encuentro otro más indicado… En …  […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *