Por qué mi blog es mejor que el tuyo

 

por que mi blog es mejor que el tuyo

Antes de que te enfades y te me tires al cuello déjame aclararte este título tan atrevido…

No es que piense que mi blog sea mejor que tuyo ni que el de ninguna otra persona, ni mucho menos, pese a llevar ya algunos años siendo Consultor SEO y en el Marketing Digital.

Lo sé, el título puede que te haya hecho pensar eso, pero no, esto va de otra cosa. Y es que, a menudo veo muchas personas que están empezando en este apasionante mundo del blogging, y no solo freelances y emprendedores que quieren mostrar al mundo sus conocimientos y de camino poder abrirse pasa en este, cada día más, creciente mercado.

Veo que, orgullosos e ilusionados comienzan sus nuevos proyectos. Pasan los días, las semanas y los meses (e incluso años) y su ilusión se convierte en desesperación, impotencia y desasosiego. Su proyecto, su blog, su ojito derecho no está cumpliendo las expectativas que se crearon.

¿Qué es lo que está pasando?

Muchas cosas amigo mío, muchas cosas…

Nos quieren “vender la moto”

Hay cientos, que digo, miles de artículos, promociones de plataformas, webinars, anuncios, y en definitiva información que está haciendo mucho, pero que mucho daño.

En la red, como en la vida, hay de todo. Y como hay de todo también hay personas que intentan vendernos la moto, intentan engañarnos y hacernos creer que esto es sencillo, que tener éxito con nuestro blog ( y en la vida en general) es “pan chupado”. Pero déjame decirte que no es así, que detrás del éxito hay años de esfuerzo, de aprendizaje y de constancia, y todo eso mezclado con una actitud positiva frente al fracaso continuo.

Sólo tienes que preguntar a todas las personas que han tenido éxito real en la vida. Pregúntales cómo les fue, si fue fácil, si en los primeros meses ya saborearon el éxito, si no tuvieron que levantarse una y otra vez después de haberse caído.

Quiero que tengas una cosa muy clara: ¡Por supuesto que puedes vivir de un blog! Y no solo vivir, sino vivir muy, muy bien. Pero no escuches a los que te dicen que va a ser sencillo, que el camino será de rosas y que sólo con que querer podrás.

A las empresas les digo: ¿Queréis ganar más dinero a través del marketing de contenidos? Genial, pero que no os “vendan la moto”. Necesitaréis profesionales experimentados, tiempo y una buena inversión.

Sin estrategia no hay paraiso

La mayoría, empresas incluidas (y algunas, empresas grandes, créeme) se lanzan hacia el mundo de los contenidos sin plantarse si quiera una estrategia a seguir, y claro, sino sabes dónde vas y cómo vas a llegar ¿cómo pretendes llegar?

Existen dos conceptos que debes resolver, tanto si eres una empresa como un emprendedor o freelance:

¿Quién es tu público?

Parece sencillo ¿verdad? Pues no lo es tanto…

#¿Qué servicio o producto tienes? 

#¿Qué tipo de persona va a comprártelo o va a contratarte? ¿Es una empresa, un particular?

#¿A qué grupo social pertenece? ¿Ama de casa, personas de alto standing, adolescente?

#¿Cuáles son sus necesidades y cómo vas a resolverlas?

¿Cómo vas a comunicarte con ellos?

Dirás…Pues con palabras Daniel, con palabras… Tampoco es tan sencillo.

Hazte, bueno no solo hazte, sino analiza y responde a estas preguntas:

#¿Mi público usa un lenguaje coloquial, formal, informal? ¿Si yo fuera mi público me gustaría que me hablaran de tu o de usted?

#¿Mi publico es impulsivo, es precavido?

#¿Se trata de personas mayores, de jóvenes o de personas de mediana edad?

#¿En su mayoría son mujeres, hombres o hay de todo?

#¿En qué parte del mundo o del país vive mi público objetivo?

Debes comprenderlos, ponerte en su piel, entender sus necesidades, cómo funciona su mente, etc.

Si resuelves todas esas preguntas acertadámente, enhorabuena, ya estás un paso más cerca del éxito.

Después de esto tendrás que pensar en que tipo de contenidos vas a compartir en tu blog. Aunque hay muchas variedades y muy distintas entre ellas (vídeos, infografías, imágenes, podcats, etc, la idea es entender si tu público es más asiduo a uno u otro tipo de contenidos.

Ni todo es SEO, ni todo son Redes Sociales, ni todo es Mailing, ni todo es tráfico de pago

Esto debes de tenerlo muy pero que muy claro.

Nunca, pero nunca nunca, bases tu estrategia en sólo un canal. Puede que durante ciertas etapas obtengas mejores resultados por el buscador, o quizás por las redes sociales, pero nunca dejes de trabajar por igual los distintos canales.

Es así de sencillo: Si puedes estar en todos ¿por qué estar en uno solo?

Pero las consecuencias de esto no son tan evidentes como parecen. Ya no es que pierdas tráfico orgánico si solo te centras en las Redes sociales, o que pierdas el mercado de mailing si sólo te centras en tráfico de pago, esto va más allá. Todo repercute en todo.

#El tráfico social, el de pago y el de los que generes con tu newsletters ayudarán a aumentar tus posiciones en los buscadores.

#El tráfico orgánico ayudará a que tu engagement, tu marca personal o corporativa y tu base de contactos aumente significativamente.

No dejes a tu mesa coja, apuesta por todos los canales, y apuesta fuerte.

Si él o ella tuvo éxito seré como él o ella… ¡Muy mal!

Un error muy común y un error con consecuencias nefastas es intentar parecerse a otros u otras. A menudo veo marcas y personas que intentan imitar a otras que han tenido éxito. Y que conste, no digo que no haya que modelar el éxito, pero una cosa es modelar y otra copiar.

Tu eres inigualable, original. No olvides que como tu no hay dos y no tienes ninguna necesidad de parecerte a nadie.

Pero a tu marca, personal o corporativa, le ocurre lo mismo: si no ves en que puede destacar tu marca, tus productos o tus servicios, una de dos, o estás ciego o permíteme decirte que estos no valen un euro, así que cambia de modelo de negocio.

Estoy seguro, segurísimo, que tu o tu marca tiene algo especial, algo que otras personas o marcas no tienen. Céntrate en eso, sé tu mismo o (si quieres potenciar tu marca) que tu marca sea ella misma.

Esto hará, que tarde o temprano empieces a crecer, se fiel a ti mismo, nunca olvides eso.

Pero es que hay más, estudios han demostrado que los canales de Youtube que son constantes y fieles a si mismo terminan generando comunidad y triunfando, y esto sucede por una sencilla razón: siempre habrá un grupo de personas a las que les guste tu estilo y tu forma de ser y de contar las cosas, siempre habrá consumidores que les guste un tipo de producto o servicio (siempre y cuando este tenga algo que aportar, por supuesto).

Así que no te ciegues, deja a los demás que hagan lo que tengan que hacer y tu céntrate en ser tu mismo, y ya vendrán los resultados ¡te lo aseguro!

¿Comprendes ahora el título?

No es que mi blog sea mejor que el tuyo, es que puede que tu blog aún no sea tuyo…

(Imagen cedida por ShutterStock)

Comentarios

Deja un comentario